“La Universidad Bolivariana, es motor, es vanguardia, es caballo, es lanza, es bandera, de un nuevo modelo educativo de liberación. Ustedes son actores fundamentales de esa vanguardia, siéntanse orgullosos mujeres y hombres”

Fragmentos del discurso del Presidente Hugo Chávez, Caracas, 08/11/2003, en el marco de la inauguración de la sede UBV Zulia.

jueves, 8 de septiembre de 2016

7 Cuentos de Vidal Chávez López

A 8 años de su siembra, recordamos con estos cuentos su entrañable humor y amistad

    LUCEROS
     Mi madre se paraba en el patio, y la casa dejaba de ser una vasta oscurana. En un elevado ceremonial, mi madre me sentaba en el ancho pretil que estaba en el patio de la casa y, con los ojos deslumbrados por el borbollón de luz nocturnal, invocaba una plegaria al reino celestial. Oraba:
     -Cielo que estás más allá de tu gloria infinita. Has que nunca falte en esta casa tu luz perfecta, tu luz de entendimiento. Cielo, danos tu fulgor imperecedero. Danos humildad para albergar para siempre una estrella tuya es nuestro corazón. Amén.
     Luego miraba extasiada la vastedad del cielo y el resplandor de los astros. Mi madre recorría con sus ojos pequeños el firmamento, como si hubiera ordenado con sus propias manos los conjuntos de estrellas de la bóveda celestial. Citaba las constelaciones por sus nombres y las distinguía por la intensidad de su brillo. Señalaba con el dedo:
     -Esa es Andrómeda. Más allá están Pegaso, Delfín y Cisne. Aquellas son las osas Mayor y Menor, la Estrella Polar, Bollero y Cabellera de Berenice. Observa como resplandecen la Corona Boreal, Hércules y Orión. ¡Qué bella es esa estrella fugaz que va cruzando el cielo! 
     -¿Qué debo hacer para atrapar una estrella fugaz?, le pregunté inocentemente un noche a mi madre.
     -Las estrellas fugaces viajan por el cielo porque no tienen una constelación, un lugar invariable, donde vivir. Pero sólo puede atraparla quien aprenda a quererlas. Hijo, para conquistar el amor de una estrella fugaz, hay que soñar con ella. Si la querencia es compartida, la estrella fugaz se deja atrapar en el sueño y desiste vagar por el cielo.    
     Después de aquella sublime recomendación de mi madre, no he podido dejar de amar y ser amado por las estrellas fugaces que se aparecen en mis sueños. Pero por temor al castigo celestial, hay una verdad que nunca le revelaré a mi madre: los agraciados luceritos que durante años han iluminado la ventana de su cuarto son nietos de ella.


    EL OJO DERECHO
     El ojo derecho es la parte de mi cuerpo con la que más me identifico. Es tan grande esta compenetración, que si volviera a nacer sólo desearía parecerme a mi ojo derecho.
     Debo aclarar que, así como mi ojo derecho me genera una gran admiración, a veces me inspira reflexiones de aversión que me asfixian y desmoronan. A pesar de desencadenar estas contrastantes explosiones de ánimo, la existencia de mi ojo derecho es la única razón que logra mantenerme con vida.
     Mi ojo derecho es menos doméstico de lo que muchos pueden pensar: se desaparece por días, dejándome como una casa en penumbras. En oportunidades me asalta una dura sensación de celo hacia mi ojo derecho, ya que la mayoría de mis bellas amigas únicamente vienen a mi casa a preguntar por él y a contemplar el inconfundible guiño que le hace a la vida.
     “Su ojo derecho es tan hermoso que tiene el color confuso de los días”, me dicen eufóricas y enamoradas las agraciadas muchachas de la Sociedad de Corazones Blandos, a la cual él pertenece como miembro honorario.
     A hurtadillas, a través de los espejos, he tratado de observar mi ojo derecho, pero sólo he logrado descubrir su sonrisa enajenada y su conmiseración hacia mí. Estupefacto, he llegado a pensar que mi ojo derecho ha utilizado la cavidad de mi cara para espiarme y ejecutar planes siniestros que desconozco. Sin embargo, no me arrepiento que mi piel chamuscada por el tiempo le haya servido de cobijo.
     En verdad, ¿qué más puedo exigir? Pues con las piernas y los brazos mutilados, tuerto del ojo izquierdo, con el rostro sajado por un certero machetazo y abandonado en una destruida silla de ruedas, me afianzo al misterio oculto de alcanzar la liberación de mi naturaleza humana a través de mi ojo derecho. 
    CACERÍA 
     Mientras acomodaba los libros de su biblioteca, el viejo sintió un fuerte dolor provocado por el pastiche orgánico que le agobiaba por dentro. “Esto tiene nombre propio: hambre”, pensó el viejo.
     Entre la tribulación y el desasosiego interior, el hombre vio a su perro echado en la puerta del salón y con voz trémula le dio una orden al animal: “Bush quiero que me traigas una presa suculenta para el almuerzo”.
     El trasnochado sabueso miró con rabia a su amo. Lanzó un prolongado ladrido de protesta y con desgano salió a cumplir la orden de su patrón.
     Después de tomar una taza de café humeante que le braseó la garganta, el viejo se acostó de nuevo y se quedó dormido, mientras esperaba el retorno del animal.
     Al mediodía, el perro regresó cargando entre los dientes la cabeza ensangrentada de un lobo. Horrorizado y aturdido ante la extrañeza de aquella visión de espanto, el viejo trató de cubrirse los ojos y se percató que le faltaba la cabeza.
    DESENCUENTRO 
   A simple vista mis manos parecen perfectas. Sin embargo, son la parte más contradictoria de mi cuerpo. Aún no he podido descifrar la causa de que ambas tengan caracteres totalmente diferentes, porque ellas me han acompañado durante toda mi vida, sin que haya establecido predilección por ninguna de las dos.
      Siempre anhelé que mis manos mantuvieran una relación armoniosa, pero ha sido imposible concretar este empeño. Con el tiempo he tenido que ceder y las he aceptado tal cual como son: cada una con su individualidad y su propia personalidad.
      Con la derecha estrecho las manos de mis amigos e indico la dirección correcta que deben seguir las personas perdidas que encuentro a menudo por las calles. Con mi diestra también acaricio las cabecitas de los niños y abro puertas y ventanas con las primeras luces del día.
      En cambio, el talante de mi otra mano es severo, dominante y brutal. Su único traje de vestir es un guante de boxear. No soporta ofensas y en varias ocasiones he tenido que separarla del cuello de quienes han cometido un acto de injusticia contra mi persona.
      Honestamente no me parcializo ni estoy en contra de ninguna de mis manos, porque, de una u otra manera, me han ayudado a sobrevivir. Lo incómodo de la irracional pugnacidad y el permanente desencuentro que mantienen mis manos, es que estaré totalmente imposibilitado de aplaudir cuando me ocurra algo agradable en la vida. 
    IMPREVISTO 
     El médico despertó con un ánimo de vivir que daba envidia. El facultativo se examinó la pupila del ojo y se escrutó la lengua. El médico se hizo un electrocardiograma y exámenes de heces, sangre y orina. Todos los resultados de laboratorio determinaban que el médico era una persona supremamente saludable.
     La mañana siguiente, el médico saludó risueño a su esposa. “Hoy amanecí más bien que todos los días. Tengo tan buena salud, que puedo vivir 100 años más”.
     La mujer escuchó las palabras optimistas de su entusiasmado esposo y lo miró de arriba abajo con irreverencia. El médico salió de su casa derrochando su estado de salud ante los transeúntes que encontraba en la calle. Inesperadamente, cuando intentaba cruzar la vía, el médico fue atropellado brutalmente por un automóvil y murió instantáneamente.
     Mientras viajaba hacia el Más Allá, el médico notó con tristeza que seguía aferrado a la carpeta que contenía el electrocardiograma, los exámenes de heces, sangre y orina que determinaban que era una persona saludable y que podía vivir cien años más. 
    DIFUNTO GALLINA
     Mi madre tenía cuarenta gallinas africanas que se alimentaban de carne de tigre.
     Un día mi hermano  mayor se volvió  loco y comenzó a rugir  como un tigre de bengala. Cien hombres, fuertes como un roble, encerraron a mi hermano en una jaula de tigres. Al caer la noche, las gallinas entraron a la jaula y se comieron a mi hermano.
     Mi madre, para vengar la muerte de mi hermano, agarró la  escopeta de mi padre y mató a las cuarenta gallinas africanas. Les puso la ropa de mi hermano y las metió en una urna de siete metros de largo por tres de ancho.
     Todo el pueblo asistió al entierro de mi hermano, mejor dicho al entierro de las cuarenta gallinas africanas. Desde entonces, la gente del pueblo me conoce como el hermano del difunto gallina.
    OLVIDO
     Ese miércoles se levantó más temprano que nunca. Cómo la bombilla de la habitación estaba quemada, tuvo que moverse a tientas entre las penumbras del cuarto e inició una tenaz búsqueda.  
     La buscó en la mesita de noche, en el escaparate, en el maletín ejecutivo, por debajo de la cama. Escudriñó los bolsillos de la camisa, las faltriqueras del pantalón, la cartera, la botella de ron, los zapatos y la papelera.
     Registró todo el cuarto y no la encontró. Exhausto y abatido, de nuevo se echó en la cama a recordar dónde había dejado su cabeza la noche anterior.   
    Vidal Chávez López

lunes, 29 de agosto de 2016

José Javier León: “Necesitamos aliar, consubstanciar la comunicación con el trabajo”

(Entrevista realizada el 28 de julio en UBV, Eje Cacique Mara, por los periodistas Wilmer Medina e Isabel Rumay, para el programa Somos UBV, que se trasmite por Pequiven 88.7 FM)


Wilmer Medina. Seguimos con nuestro Somos UBV de vacaciones, pero como siempre, como  todos los años no los abandonamos, seguimos acá con nuestros usuarios y usuarias. En la tertulia del día de hoy vamos a tener una conversación con José Javier León, docente de nuestra Universidad Bolivariana de Venezuela, licenciado en letras, productor audiovisual comunitario, editor artesanal con el proyecto Editorial Urgente sobre lo cual vamos a hablar como también sobre el manejo de los blogs y en general sobre la comunicación alternativa. Verdad profesora Isabel…

Isabel Rumay. Así es, bienvenido profesor León, en estas vacaciones que no son sólo descanso, porque el compromiso revolucionario obliga a proseguir en la labor. ¿Cómo los medios de comunicación alternativos pueden ofrecer estrategias para mantener activada, motivada, movilizada a la población en estos tiempos en los cuales urge organizarnos, planificar, trabajar en conjunto para superar esta situación de tensión nacional?

José Javier León. Bueno, fundamentalmente la comunicación cuando lo es, es alternativa. Porque la que producen los medios que llaman tradicionales complotados en corporaciones mediáticas, lo que han hecho es dañar la comunicación, hacerla imposible, por lo que serían más exactamente medios de incomunicación. De hecho han logrado que los usuarios de esos “medios” nos sintamos alejados, separados, realmente “alienados” y hacen imposible cosas verdaderamente humanas como la solidaridad, la cooperación, el intercambio, han hecho imposible que los seres humanos seamos eso, seres humanos, que nos relacionemos, que nos vinculemos, para el trabajo, para la construcción colectiva, todos esos elementos que nos constituyen en tanto que humanos, los seres tradicionales, los medios de las corporaciones…

WM.digámoslo claramente, profesor, medios capitalistas que incluso tienen estudios, por lo que no es casual lo que nos ofrecen, preparados desde sus departamentos de sicología…

JJL. … los seres humanos por naturaleza necesitamos vivir en colectivo, en comunidad, necesitamos del otro para poder vivir. Los medios de comunicación históricamente han generado un tipo de sujeto que está creado y condicionado para vivir supuestamente de manera individual. El sujeto “libre” es –según estos medios- aquel que ha roto ataduras, que se ha desligado de los demás. Ese sujeto es imposible en términos antropológicos, históricos, ese sujeto no existe en verdad. Ahora bien, existe en los medios y en la propaganda mediática capitalista. Ese sujeto está verdaderamente incomunicado. Nosotros hemos desarrollado modos de vida, por ejemplo el de ciertas urbanizaciones, las villas, los edificios de apartamentos, donde la característica es que nadie conoce a nadie…

WM.es la incomunicación…

JJL. Al respecto, hay gente que refiere los modos de vida en Europa y dicen que allá nadie saluda a nadie, pero a esos países los llaman “civilizados”, de modo que la civilización parece conducir al aislamiento, a un extrañamiento que hace que las personas se desliguen y rompan todo tipo de asociación espontánea. La gente se queja porque en Europa frecuentan un ascensor por ejemplo, y no se conversa, en la calle tropezar a alguien para pedirle una dirección podría ser considerado un intento de asalto o acoso. Porque lo que está rota es la comunicación. Y no obstante dicen que son civilizados… Pienso que nosotros debemos trabajar en un sentido exactamente a contracorriente, necesitamos una comunicación que nos re-ligue, que nos re-una, y que nos comunique y nos haga común-unidad porque sólo así, sólo juntos, podemos trabajar, crear, construir de manera como lo dice la propia palabra, colectiva[1], con los compañeros, con los camaradas, con los amigos, con los familiares, con los vecinos, con la comunidad. La comunicación que puede lograr ese re-ligamiento, es alternativa y alternativa al capitalismo, un sistema que como hemos dicho ha roto los vínculos comunitarios. Nosotros debemos iniciar la tarea titánica, heroica como decía Mariátegui, de reunir-nos, volver a crear el sentido de comunidad destrozado por el capital. He pensado cómo se han creado nuestras urbanizaciones, los espacios donde vivimos, y si hacemos una especie scanner antropológico e histórico, veremos los desgarramientos, familias separadas, divididas, el desplazamiento por la violencia, por las diversas violencias, no sólo militar o paramilitar, como pasa en nuestra sociedad fronteriza, sino los desgarramientos económicos o los telúricos que han tenido que ver con lluvias y derrumbes, en fin nuestros barrios están llenos de dolor, nuestras familias están fracturadas, que si tenemos familia en Barinas, en los Andes, en Caracas, que otros se han ido, etc., todo eso está marcado por el dolor, por los desgarramientos, por la extrañeza de la tierra. A nosotros, los bolivarianos, a los chavistas, nos toca un trabajo enorme. 

WM. Ya sabiendo de donde viene la des-comunicación, vamos al corte institucional y al regreso vamos a las herramientas alternativas que tenemos para comunicarnos los humanos y en este caso, los venezolanos. Vamos al corte y regresamos.

 IR. Seguimos conversando con el profesor José Javier León, muy grata su presencia en nuestro programa, desde ese enfoque heterotópico desde donde reconocemos diversidad de posturas y desde el reconocimiento de la alteridad, de la necesidad de incluir al otro, y de hacerlo presente y de establecer redes que arraiguen nuestra vida comunitaria, ¿cómo los medios alternativos puede contribuir al fortalecimiento y a la transformación de la cultura política de los venezolanos que en este momento se encuentran en una situación crítica por ese trabajo sistemático que han venido desarrollando los medios de comunicación tradicionales en función de consolidar precisamente aquellos elementos sicológicos que son negativos para la construcción de ese tejido social?

JJL. La cuestión está en que esa es precisamente la agenda de los medios tradicionales de in-comunicación, su objetivo político ha sido la destrucción de las organizaciones humanas, la destrucción de la vida en común. Nacieron para eso. Desde el momento en que dejaron de ser medios de comunicación para convertirse en armas de la industrialización, de la avanzada del imperio. Porque no habría modo de confundir la prensa, los periódicos que se usaron en los siglos XVIII y XIX, que usaron Miranda o Bolívar, periódicos guerreros, porque la prensa tiene una historia obrera en sus orígenes y era una escuela, pero eso lo tergiversó terriblemente el capitalismo, lo tomó entre sus garras y lo convirtió en esto que conocemos, una prensa entregada a los intereses del capital. A nosotros nos toca restituir tejidos sociales, ¿con qué, con cuáles elementos? Lo fundamental es entender que los medios de comunicación tradicionales no nos sirven en los términos en que están dados, no podemos al momento de tener acceso a la posibilidad de construir radio o televisión, copiar los modelos que están dados, necesitamos introducir en esas herramientas que están preformadas los elementos de la comunidad, es decir, que la gente tenga rostro, historia, que podamos tener una visión territorial de la comunicación, que permita hacer los nexos, los vínculos, que en la radio nos encontremos para trabajar juntos, que nuestras voces se reúnan. Muy distinto a tener una voz que ordena, dispone y distribuye el tiempo libre, el tiempo del entretenimiento, según los ritmos que impone el capital. Hablamos de una radio llena de música, de cháchara, de un lenguaje deprimido en términos de léxico, de ideas, un lenguaje que no propone nada verdaderamente constructivo en términos de la vida, del ambiente, en la construcción de una política sana. Eso no es lo que vemos en el 80% del espectro radioeléctrico, lo que vemos es mal gusto, un ataque definitivo, frontal a los valores, donde se privilegia el egoísmo, la banalidad y con todos esos elementos hacen un coctel verdaderamente antisocial. Nosotros debemos a ese 20 o 10% de emisoras comunitarias convertirlas en articuladoras del esfuerzo y el trabajo colectivo, y que allí en la radio hable la gente del pueblo, de sus proyectos, de sus ideas, que la radio contribuya a amplificar su construcción de la patria, para que pueda llegar a cada vez más personas, porque necesitamos conocernos para trabajar juntos, precisamente porque el trabajo es colectivo. Necesitamos aliar, consubstanciar la comunicación con el trabajo, por eso la comunicación debe comunicar las formas de trabajar juntos. La radio y la televisión deben ser espacios para compartir saberes, y eso en un ambiente lúdico porque nuestra música tiene que cantar el trabajo, cantar la gesta del trabajo, nuestra pintura pintar el trabajo, porque es en el trabajo donde nos encontramos. El trabajo humano es colectivo, nadie puede hacer nada solo. Esa visión….

WM. Ni los que dicen “yo trabajo por mi cuenta” trabajan solos…

 JJL. Exacto, que se aísle para ver si va a lograr eso que dice. Incluso el que opera botones o cosas así, el botón que pulsa no está ahí puesto por él, hay un trabajo y una racionalidad colectiva sólo que el capitalismo invisibiliza el trabajo colectivo y hace que la persona crea que individualmente lo ejecuta y luego, borra a los compañeros, que regularmente aparecen en la torta de fin de mes, pero hasta ahí llega el capitalismo, mientras tanto va instalando los resortes de la competencia, que termina desplazando a los demás porque la carrera es individual y hay una meta que habrá de ganarla sólo una persona. En el socialismo eso no es posible, la comunicación nos hacer ver el rostro de los demás, nos hace compartir sueños y labores.  

WM. … a veces que ni en la torta porque se elige el “trabajador del mes”…

JJL. Esa es la verdad, esa es la guinda.

IR. propicia la competencia. 

JJL. Exactamente. 

WM. Bueno, vamos al corte y venimos ya con la última parte de nuestra Tertulia Universitaria, que me gustaría profesor que hablemos de las otras herramientas que tenemos, en tiempos de tecnología, de ciberespacio, vamos a hablar de esas herramientas digitales que son de gran utilidad para las comunidades. Vamos al corte y regresamos.

WM. De vuelta con el profesor José Javier León y este interesante tema, la comunicación en tiempos de guerra mediática. Y por eso profesor, queríamos hacer ese aporte, lo dejábamos antes de irnos al corte, estas herramientas digitales… hablemos sobre eso.

JJL. Yo soy usuario de las redes, tengo un tuiter, una cuenta en facebook, mantengo un blog desde hace años, y eso me ha permitido reflexionar sobre el uso de esas herramientas en cuanto al manejo del tiempo, qué imagen del tiempo se construye o emana de esas herramientas. A nosotros nos inyectaron una dosis de instantaneidad, nos contaminaron con esa noción hasta el punto de que lo que percibimos como actual es lo inmediato. Y lo urgente, es también lo inmediato. Ese modo de vivir en la ciudad donde todos viven apurados, en carrera… 

WM. Es no separar lo urgente de lo importante, algo así…

JJL. … sí. Cuando nosotros nos encontramos en una ciudad corriendo… ¿hacia dónde corremos? Parece que corremos para llegar temprano, rápido, pero ¿quién nos demanda la urgencia? El capitalismo. Hemos interiorizado los valores del capital, eso del “tiempo es oro” lo hemos somatizado, de ahí el stress. Entonces, cuando estamos frente a las herramientas tecnológicas de comunicación como el tuiter, que es súper inmediato, la noticia al momento, al instante, a la velocidad de la luz, o como el facebook, que tiene otra concepción del tiempo pues te permite espaciarte en las publicaciones, o el blog que es de entre las herramientas digitales el cuaderno, el “libro” que puedes abrir y explorar sus anotaciones con más tiempo, son como se ve distintas medidas del tiempo. Pero, ¿qué ocurre con frecuencia? Que usamos mucho el tuiter, mucho el facebook y muy poco el blog. ¿Para qué las usamos? Regularmente, para mostrarnos. ¿Qué mostramos? Nuestros rostros, nuestras familias. Pero ideas, lo que sería confeccionar ideas, muy poco se usan las redes sociales para eso, porque lo más práctico, lo más rápido, lo más fácil, es mostrarnos porque no hay que pensar, básicamente. Son como un álbum [fotográfico] abierto, lo cual pone en riesgo…

WM. Pero, ¿cómo revertimos ese uso que hacemos de esas herramientas?

JJL. En el ámbito de la producción y de la economía capitalista tú no necesitas pensar, eso es básico. Tú puedes trabajar y hacerte selfies, porque realmente lo que necesitas pensar es muy poco en términos de diseñar y construir ideas. En el capitalismo los “creativos” son un departamento aparte y muy exclusivo, esos nos dice de la cantidad de personas que trabajan que no están necesitadas de crear ni diseñar nada, eso pudiera ser normal pero vale preguntarse por qué un altísimo porcentaje de personas que trabajan no necesitan pensar…

IR. …tiene que ver con la cosificación…

JJL. Tiene que ver con la cosificación, exactamente. El recurso a las redes sociales es cómo nos mostramos (en tanto que) cosas. Por eso la exhibición del cuerpo, la recurrencia a mostrar cuerpos o “cosas”, porque no son ideas las que se están conectando, no son ideas las que se están produciendo, necesitamos trabajar de otro modo, trabajar de manera creativa para poder generar más ideas, en ese sentido el uso de las redes sociales va a cambiar, como vamos a ser más personas vamos a recurrir menos a la exhibición del cuerpo y vamos a ser menos cosas, de ahí la diferencia entre el uso que les damos a las redes sociales los bolivarianos y el que les dan las personas demasiado atadas al capital y a sus valores. La recurrencia a las ideas en nuestro caso –no porque nos estemos alabando ni nada por el estilo- la recurrencia a la construcción de conceptos es mayor entre nosotros, y eso está demostrado científicamente, las personas de izquierda producimos más ideas que las personas de derecha[2]. Nos sacamos menos fotos los bolivarianos y más fotos se sacan las personas vinculadas al capital porque necesitan mostrarse, exhibirse.

IR. Qué interesante profesor, la verdad es que esta entrevista, este entrevernos, este encontrarnos acá esta mañana da para muchísimos temas y para una necesaria reflexión en torno al trabajo que desarrollamos cada día desde estos espacios 2.0 que utilizamos cotidianamente, le agradecemos muchísimo su presencia, es usted un invitado permanente siempre que pueda dispensarnos un rato de su tiempo.

JJL. Con gusto.

WM. Muchísimas gracias pues, al profesor José Javier León.






[1] Revisar la interesante etimología de la palabra ‘colectivo’: http://etimologias.dechile.net/?colectivo
[2] Ver: “¿Quién es más inteligente? ¿Un votante de izquierdas o uno de derechas?”

miércoles, 20 de julio de 2016

1er Congresillo Desafíos de la Comunicación Popular en el contexto de la revolución bolivariana

SISTEMATIZACIÓN


En el marco del Congresillo Desafíos de la Comunicación popular en tiempos de revolución bolivariana, realizado los días 21 y 22 de abril de 2016 en la sede de la Universidad Bolivariana de Venezuela eje Geopolítico Cacique Mara, y organizado por el Programa en Comunicación Social de la sede, se logró reunir a estudiantes,profesores,representantes de medios comunitarios locales, coordinadores  de medios alternativos y comunidades para discernir sobre el desempeño comunicacional que han experimentado desde sus responsabilidades en una sociedad que se erige bajo lo basamentos filosóficos, éticos y morales de la revolución bolivariana.

Uno de los retos lo constituye   cómo enfrentar los desafíos que los medios Comunitarios y Alternativos tienen ante una realidad política adversa, y más aun con  la  práctica golpista, el injerencismo  que sufren  los países que han decidido vivir democráticamente, sin más amos imperiales como Venezuela. Ello   representa uno de  los retos de la  comunicación popular,  lograr  contrarrestar la desinformación y la tergiversación que los medios de la oligarquía a diario difunden.

En el mismo orden de ideas, se realizaron planteamientos sobre la responsabilidad y rol de los medios de comunicación popular; así como las situaciones  que se presentan de manera inmediata, y el  asumirlos implica optimización de los procesos inherentes a la producción nacional independiente  y sus contenidos en medios de comunicación comunitarios. Así como el papel activo, vigilante, participativo y contralor que deben ejercer las comunidades de manera organizada hacia el empoderamiento de los medios de comunicación que nacen al calor de la gesta revolucionaria que busca la solidez de la patria socialista bolivariana que el Comandante Supremo Hugo Chávez inicio, motivo suficiente para defender, preservar y desarrollar desde la participación ciudadana la revolución de la comunicación socialista.

Por lo tanto, la jornada sirvió para realizar revisión de la situación actual de los medios de comunicación y de la comunicación necesaria que debe acompañar a los mismos, cumpliendo con la necesidad de  rectificar y dar el reimpulso requerido a los procesos emancipatorios y populares encarnados por los colectivos organizados y sus medios de comunicación.

Dentro de este marco de acciones la Universidad Bolivariana de Venezuela, y el Programa de Formación en Comunicación Social, participan como organizadores,  debido a que nuestra casa de los saberes forma comunicadores sociales ,a través de la interacción socio comunitaria representada en la unidad curricular Proyecto eje transversal de la profesionalización de los estudiantes. Desde esta experiencia formativa  se han realizado importantes aportes al análisis de la comunicación necesaria y la vinculación de proyectos de investigación con el elemento socio productivo como bandera para complementar y contribuir con el desarrollo de la Universidad Productiva que constituye un objetivo estratégico nacional para el beneficio de los futuros profesionales de la comunicación y sus comunidades.

Ciertamente, se  reconoce  que mucho es lo que falta por hacer , pero hay que destacar  la existencia de medios de comunicación comunitarios que han sido creados en la interacción socioeducativa comunidad-universidad es uno de los mayores logros de la UBV.

En este contexto presentamos las apreciaciones obtenidas en las entrevistas realizadas en el Congresillo:

“No podemos caer en la trampa de la comunicación en lo chiquito”
Verónica Pirela, coordinadora del PFG Comunicación Social

Para la coordinadora del PFG Comunicación Social Verónica Pirela la comunicación puede y debe superar sus obstáculos en lo interno y externo de sus prácticas, sin sacrificar la producción consciente con sentido ciudadano. “Desde el programa se ha hecho un trabajo interesante y poco difundido. Pero creo que se puede hacer mucho más de manera más orgánica; muchas de esas actividades son circundadas por los tiempos e intereses académicos y desde las organizaciones comunitarias también hay procesos en los que la academia no participa”. Además la profesora resalta la importancia de realizar alianzas estratégicas que permitan un apoyo mutuo permanente.

Desde hace 12 años este PFG no sólo ha sido acompañante sino que ha sido creador y propulsor de novedosos procesos comunicacionales en nuestras comunidades de la mano de los proyectos estudiantiles. “Ha habido períodos más fructíferos que otros. Se ha propiciado ante todo el debate y la discusión sobre el tema de la comunicación y la información como un poder. Estos encuentros han propiciado reuniones con líderes y lideresas sensibilizados ante el tema de la comunicación hegemónica y la posibilidad de construir una contracomunicación empresarial y enfatizar la visión crítica ante los medios masivos. Por otro lado se han sembrado medios impresos, emisoras comunitarias, proyectos de emisoras, por ejemplo. Así mismo muchos de nuestros estudiantes y egresados participan en consejos comunales u otras organizaciones de base”.

Por supuesto que cristalizar todos estos procesos conlleva sus retos, pero ninguno imposible de superar pues el trabajo y la dedicación definitivamente rinde sus frutos. Para la profesora Pirela algunos de los desafíos presentes son: romper y construir nuevos y efectivos modelos de comunicación;  superar la visión simplista academicista pues trabajar solo para aprobar debe ser superado; la divulgación de las actividades desde los espacios científicos posibles como para las redes informativas; buscar la sustentabilidad y viabilidad económica para que los proyectos puedan ser socio productivos; docentes y estudiantes tienen el reto de “auto desintoxicarse” por así decirlo de la comunicación tradicional, además de poder hacer un manejo oportuno, eficiente e idóneo entre las herramientas y soportes comunicacionales que siempre han existido y las nuevas plataformas mediáticas de las redes.

El congresillo Desafíos de la comunicación popular en el contexto de la revolución bolivariana sienta las bases para un primer congreso nacional organizado por el PFG en Comunicación Social. “Un gran encuentro para saber qué está aconteciendo en el ámbito de la comunicación y qué hacer en función de contribuir a la nación ante la gran arremetida de una comunicación fatalista, basura, comunicación de propaganda de guerra y con graves vicios que limitan los derechos de los usuarios y usuarias así como los deberes de los que ejercen el papel de comunicadores”.

Asimismo, Pirela advierte que “la revolución, el socialismo del siglo XXI, el proceso bolivariano o como lo quieras llamar amerita contar con una comunicación acorde a sus valores y principios. No podemos hacer una sociedad distinta a partir las bases conceptuales de la comunicación capitalista y menos de la comunicación que sustenta, recrea y sostiene las bases simbólicas y los imaginarios del neoliberalismo hegemónico imperial” y concluyó “para crear ese nueva sociedad social e inclusiva los medios también deben ser inclusivos, multiétnicos, plurales, diversos y creativos”.

Proyectos de UBV son bandera en los procesos de transformación social
Diana Acosta, organizadora del congresillo

Para Diana Acosta, organizadora del evento la comunicación activa el poder popular. “Las comunidades organizadas, colectivos comunicacionales, movimientos sociales y las comunas reconocen la comunicación como un vehículo para la organización, la comunicación popular dentro de dichos espacios es convocante, directa, contribuye con la sensibilización hacia el otro;  igualmente, se ha retomado la conversación entre vecinos, en las esquinas y en asambleas de ciudadanos para el divertimento o el discernimiento de problemas que los afecta por igual. Esta comunicación es, además, no mediada, directa o con medios no tradicionales”.

La socialización de las investigaciones sobre comunicación generadas de la práctica docente-estudiantil  desde las comunidades, como uno de los objetivos del congresillo, no sólo se ha tomado en cuenta en la ciudad. La profesora Acosta destacó que “Triunfadoras y Triunfadores del Programa Nacional de Formación (PNF) en Comunicación Social, perteneciente a la Misión Sucre en el municipio Cabimas, del estado Zulia afinan detalles para el primer encuentro entre colectivos, comunicadores populares voceros y voceras de los comité de los Medios Alternativos y Comunitarios pertenecientes a los Consejos Comunales”. Y hace dos años en Ciudad Bolívar se realizó el 1er encuentro de comunicadoras y comunicadores populares y fue organizado por un colectivo conformado por estudiantes de la UBV.

La profesora Acosta considera que entre los retos que enfrentan los proyectos en comunicación popular en la UBV, se encuentra poder vincular las instituciones gubernamentales locales con las comunidades organizadas (consejos comunales, comunas, movimientos sociales, colectivos de comunicación) para emprender el trabajo hacia la construcción del Estado comunal y la transferencia de competencias a las mismas; los proyectos deben estar enfocados a fomentar, promocionar y consolidar la organización de las comunidades, y desmontar el discurso mediático que se crea en contra de los principios de la Revolución Bolivariana para manipular con mentiras e invisibilizar los logros obtenidos para la mayoría en 17 años de construcción de un sistema económico- político que se propone como opción y alternativa ante el sistema capitalista tan nocivo para el hombre y el planeta; deben estar un paso adelante en lo que respecta a las dinámicas de construcción del modelo económico-político socialista bolivariano, estos son un escenario ideal para la transformación social necesaria, para reafirmar los procesos identitarios, para reconocer y reconocernos en el imaginario colectivo local y nacional, para registrar memorias, hechos costumbres, sincretismos culturales que se asumen a través de la cotidianidad, en consecuencia de la gran afluencia migratoria que recibimos de Colombia, entre otros; la creación de contenidos mediáticos que expliquen las diversas teorías que se pueden aplicar para la interpretación de lo que nos sucede como pueblos nuestramérica; y finalmente, que las comunidades comprendan la comunicación como un proceso que convoque, reúna, organice para el combate de ideas, de rencuentro con el otro, humanizado, desde la cual se fomente la solidaridad, el respeto a la vida, la no violencia, el diálogo, el empoderamiento de los medios de comunicación tradicionales y no tradicionales, el discernimiento,  la comprensión de la realidad, la paz, el reconocimiento de nuestra identidad, el sentido de pertenencia hacia la patria, el compromiso de preservación del ambiente y la especie humana.

“Desde que nos levantamos estamos respirando conciencia”
Fernando Mejias, Comunicador Popular

“La comunicación popular es lo que hacemos todos los días todas las mañanas desde que nos levantamos y nos tomamos el café y nos damos los buenos días y nos acercamos a donde están haciendo el café ahí comienza el intercambio de información eso es lo que hacemos todos los días y lo hacemos todos”. Así define la comunicación popular, alternativa y comunitaria Fernando Mejías, comunicador popular, y agrega que hoy día existe una problemática y es que muchos comunicadores se sienten desplazados porque “creen que si no es con una institución, con un medio, con un aparato, no están haciendo comunicación, si no hay alguien que les está pagando ellos no están haciendo comunicación”, cuando el poder popular somos todos, “los que nos asumimos como parte de esta revolución y que entendemos que tenemos una parte de responsabilidad y que desde que nos levantamos estamos respirando conciencia”.

Para Mejía la comunicación popular se ejerce de manera diferente hoy porque tenemos un objetivo claro, que son las cinco líneas estratégicas que difundió Hugo Chávez. “Uno de los principales retos es entendernos como poder popular; esto es algo que tiene que ver con todos, no solamente las personas que estudian comunicación o que trabajen en un medio. Esto es algo que tiene que ver con todos porque es la manera de convivir. Si nosotros como personas no tenemos una buena comunicación entonces se crean conflictos entre nosotros” asegura Mejías.

Otro de los retos que menciona Fernando Mejías es cómo hacer para difundir “esas cinco líneas estratégicas porque se nos olvida. Y cómo hacemos para introducir en nuestra conversación cotidiana el poder popular, las leyes del poder popular, lo que es la organización, con nuestras palabras, porque seguimos construyendo con las palabras de ellos y con los conceptos de ellos. Entonces tenemos que hablarles de lo nuestro”.

Para Mejías es muy importante entender que todos los días y desde cualquier espacio debemos contribuir con la difusión de las cinco líneas estratégicas y “lograr romper con ese elemento de división clasista y que somos todos, con medios y sin medios, con la palabra, con un gesto, es lo que podemos hacer, con lo que tengamos enviar el mensaje”.

Como reflexión Fernando Mejías anima a todos a apropiarse nuevamente del papel, de las paredes, “las paredes hablan”, asegura. “Yo entro a UBV y acá nada me dice que hay un estado comunal en construcción, salvo alguno que otro mural que está hecho por ahí, pero aquí qué dice que esto es una revolución. Allá en la entrada hay unos murales que están muy buenos pero hay que recuperarlos pero ¿y el resto? Y además agrega “Mi invitación es a todo el colectivo para que pintemos el mural de los escuálidos que tiene dos años desde las guarimbas que está frente a Mercasa en La Limpia al lado de Galerías. Los invito a una jornada sencilla, con dos colores lo hacemos”

“Construir para caminar todos en una sola dirección”
Abog. Levy Reyes, director de Curva Estéreo

“Hace 20 años existía la comunicación popular, alternativa, pero ilícita porque no podían ver a nadie con un megáfono, pegando panfletos, pintando murales porque ya eso era subversivo para los dirigentes políticos de la época, eso era prácticamente ir contra el gobierno. Y entonces eran perseguidos”, afirma Levy Reyes, director de Curva Estéreo. Haciendo un repaso por la historia de la comunicación popular, Reyes recuerda la primera emisora en Maracaibo registrada comunitaria pero sin permiso y fundada por Danny Ochoa, quien estuvo detenido por varios meses.

De acuerdo con Reyes, la comunicación popular enfrenta el reto del trabajo en equipo. “Hoy en día se ha avanzado mucho con muchas dificultades, al venezolano le cuesta trabajar en equipo, le cuesta construir una sola visión, le cuesta aceptar nuevos paradigmas. Eso ha traído como consecuencia que cada sector, cada organización de base como pilar fundamental de la comunicación alternativa popular y comunitaria camina por un lado opuesto, no camina por la misma dirección aunque el objetivo a conseguir sea el mismo hacer llegar la comunicación plural y alternativa a las comunidades”, señala Reyes.

Asimismo, Reyes asegura que “en estos momentos se cierne una nube muy negra sobre la comunicación popular y alternativa mediante la recién electa asamblea nacional, […] donde incluso plantean algunos eliminar ese tipo de medios, algunos diputados planteaban la medida de minimizar su radio de acción, que una emisora radal comunitaria no cubriese una parroquia sino una comunidad específica”.

Sin embargo, también expresó que eventos como el congresillo “ayudan a que las organizaciones de base puedan de alguna forma empezar a construir para caminar todos en una sola dirección”. Para Reyes hace falta un líder que encamine el trabajo de los medios comunitarios y alternativos, para avanzar en función del conocimiento del haber diario y de la academia.

A manera de conclusiones y recomendaciones generadas en el  Congresillo:

-  Sentar  las bases para un primer congreso nacional organizado por el PFG en Comunicación Social.
-  Romper y construir nuevos y efectivos modelos de comunicación
-  Divulgar  las actividades generadas desde la interacción socioeducativa UBV  en los espacios científicos posibles.
-  Construir  redes informativas en alianza con los medios de comunicación comunitarios.
-  Procurar  la sustentabilidad y viabilidad económica para que los proyectos comunicacionales  puedan ser socio productivos.
-  Diseñar  una comunicación acorde a  los valores y principios socialistas.
- Garantizar que los medios sean  inclusivos, multiétnicos, plurales, diversos y creativos.
- Fomentar, promocionar y consolidar la organización de las comunidades.
- Desmontar el discurso mediático que se crea en contra de los principios de la  Revolución Bolivariana.
Sistematización
    Adriana Bermúdez
Sheila Valbuena
Jesireé Ramírez