jueves, 7 de octubre de 2010

PROGRAMAS PARA LA UNIDAD CURRICULAR BÁSICA INTEGRADORA

DOCUMENTO EN PDF PARA DESCARGAR

PROYECTO III – TERCER AÑO Y PROYECTO IV – CUARTO AÑO (DIURNO) Y QUINTO AÑO (NOCTURNO) (MUNICIPALIZADO)

Reflexiones para la justificación y la fundamentación

I. La promoción del control social de la población hacia los medios de comunicación masivos y una opinión pública que genere ciudadanía

Si algo caracteriza el mundo de finales del siglo veinte y esta década del siglo veintiuno es el rol preponderante de la comunicación para direccionar y poner de relieve las prácticas sociales en todos los ámbitos de la vida y hasta para mostrarle al género humano que está destruyendo su único hogar: la Tierra.

El actual enfrentamiento entre dos modos distintos de asumir el futuro de la humanidad: el capitalismo versus el socialismo, se escenifica en el ámbito mediático. Es a través de los medios de difusión masiva que se desarrolla y profundiza la llamada guerra mediática, como parte significativa de la guerra de cuarta generación, y que se apoya en la manipulación de la conciencia de los ciudadanos del mundo; en la construcción de falsas realidades; en el uso de técnicas periodísticas, aparentemente válidas, con supuestos propósitos de información; en el uso de técnicas propagandísticas –con visos de información periodística- para infundir miedo al cambio sociopolítico y todo con el fin último y único de mantener el sistema neoliberal de dominación, el imperialismo.

Los medios de la industria cultural-militar desplazaron a los actores políticos y sociales del espacio público. Los debates ya no se escenifican en los gremios, organizaciones sociales, instituciones o partidos políticos. Quienquiera que sea debe aparecer en los medios de la gran industria para existir. La comunicación se mediatizó. En cierta manera, esa actuación limita el derecho a la libertad de expresión de los (las) ciudadanos(as) porque, aunque esos medios son de carácter masivo, deberían utilizar esa propiedad intrínseca para profundizar el debate sobre aspectos de interés colectivo, mas, se diluyen en ideas banales, en el protagonismo de supuestos expertos que sólo responden a intereses muy particulares, en especial los del capital, y contemporáneamente son los voceros abiertos y descarados de la contrarrevolución en Venezuela Socialista Bolivariana. Por supuesto, la realidad del día a día en las comunidades populares del país no existe, pues, incluso los sucesos, que en el periodismo mercantil es uno de los anzuelos para vender, también han sido mediatizados, hasta el punto de que existen diarios creados exclusivamente para estimular el morbo de las personas y que prácticamente destilan sangre, violencia inaudita, horror, y vulgaridad en sus escuálidas páginas.

Si esto es así, lo que ocurre en las comunidades y lo que dicen los ciudadanos en la calle no está reflejado en los medios de la industria cultural-militar. La opinión pública ha querido ser validada con lo que se dice en esos medios y con los sondeos de opinión y encuestas hechas por empresas especializadas. Si la opinión pública se asume, más bien, como el consenso general al cual llega la población debatiendo sobre temas de interés nacional –siguiendo algunas ideas de Habermas-; o según el pensamiento kantiano que cita Juan Barreto en Crítica de la Razón Mediática: el hablar públicamente permite a la verdad salir a la luz….razonar públicamente ilustra al “Pueblo” haciéndolo pensar en su tiempo que es el de su propia existencia (p. 386)-, surge la duda de si los medios masivos la reflejan.

El temario de la Unidad Básica Integradora Proyecto III ha sido planteado de forma tal que contribuya, conjuntamente con las comunidades, al desmontaje de las estrategias que usan los medios masivos de la gran industria para manipular la opinión pública. Asimismo, dicho temario busca que los participantes en Proyecto III impulsen y promuevan planes comunicacionales desde y para las comunidades, a fin de que se comprenda y se asuma la importancia de ejercer el poder popular como la vía más importante, en estos momentos históricos, para llevar a la práctica el Proyecto Nacional “Simón Bolívar”-Primer Plan Socialista de la Nación (2007-2013).

Es de importancia reconocer, en el contexto de la guerra de cuarta generación, el tratamiento amañado que le aplican los medios privados a hechos como el ataque a las torres gemelas en Estados Unidos, el 11 de septiembre; el golpe de Estado contra el Presidente Hugo Chávez Frías, en abril de 2002 y el sabotaje petrolero a la República Bolivariana de Venezuela (diciembre 2002-febrero 2003); y la invasión y guerra contra Afganistán e Irak, sólo por mencionar tres ejemplos relevantes.

En Proyecto III debe realizarse un profundo análisis con todos y todas los (las) participantes –estudiantes-docentes-comunidad- sobre la visión de la comunicación mediática y la comunicación no mediática para situarnos en cuál de las dos visiones se requiere un proceso de transformación anti-hegemónica que ayude a proporcionar la mayor suma de felicidad posible para el pueblo venezolano.

El concepto y la noción de opinión pública deben ser discutidos para definir estrategias que permitan construir y difundir una verdadera opinión pública que se corresponda con el pensamiento, el sentir y la realidad del pueblo bolivariano. Las discusiones y reflexiones deben estar encaminadas a generar acciones concretas que propicien la claridad y la transparencia de una nueva conciencia social y política que borre la alienación producida por el capitalismo en la mente del pueblo. Igualmente, que conduzcan a la construcción de políticas y estrategias comunicacionales novedosas e innovadoras nacidas de la comunidad. Es necesario estudiar y llevar a la práctica la planificación para la comunicación a fin de que estudiantes, docentes y comunidad apunten hacia un plan comunicacional que contemple proyectos y actividades específicas que consoliden el poder comunicacional de nuestro pueblo en Proyecto IV.

II. Consolidación de un sistema de comunicación nacional como instrumento para el fortalecimiento de la democracia protagónica, revolucionaria y la formación ciudadana.

El modelo de comunicación que conocemos, atravesado por la creencia histórica de la “omnipotencia e infalibilidad” de los medios y por la supuesta neutralidad de la tecnología de la información se ha vuelto cada vez más sofisticado. El modo de “objetivizar” y des-componer la realidad ha definido también las formas del pensamiento sobre los medios. Y, lo que sin duda es más relevante, se ha convertido en la instancia desde la cual acceder a la realidad y, llegado el caso, concebirla.

Ese modelo de comunicación y el modo de producción capitalista sobre el cual se ha venido sustentando desde su aparición –prensa, radio, televisión, cine industrial-, sin duda comparten la construcción de la sociedad moderna, sobre todo a partir de mediados del siglo XIX cuando la dominación de Estados Unidos se fue expandiendo a la par de (el modelo norteamericanizado) la gran prensa, para liderar hoy las tecnologías avanzadas de la información e internet, hasta controlar geoestratégicamente los mercados y flujos digitales del planeta.

El compromiso estructural de la gran industria de los medios con el capitalismo está inextricablemente consubstanciado con la producción simbólica, de modo que una gran parte de la población del planeta no sólo piensa sino que sueña e imagina sobre los ritmos y el tempo del tiempo/espacio capitalista y mercantil. Hoy hablamos sin empacho de tiempo de televisión y hemos aprendido a “respetar” el time is money que alimenta las subjetividades cosificadas del capitalismo, su idea de productividad (cada vez mayor riqueza sobre menor cantidad de tiempo) a expensas de los trabajadores, de sus vidas y del planeta. Olvidar la relación vicaria entre medios y capitalismo es pasar por alto lo esencial.

Así las cosas, en la elaboración de una alternativa ala actual situación mediática en una gran parte del mundo, nos toca pensar una comunicación y unos medios que acompañen y nutran el proceso de construcción del socialismo bolivariano. No son los valores ni las formas mediáticas del capitalismo las que nos pueden ayudar en la tarea histórica de crear las bases para la emancipación comunicacional e informacional que dé al traste con las formas del capitalismo, hoy en crisis. No es pequeño el reto. Por un lado nos toca unir lo despedazado por el capitalismo. Y de otra parte, reconstituir nuestras comunidades..

No se nos debe escapar el hecho de que el lugar que ocupamos en nuestra cotidianidad, en la mayoría de los casos es producto de relaciones sociales atravesadas por el capital; que nuestros barrios son aluvionales porque sobre las poblaciones que existieron en esos territorios han actuado diversas fuerzas desplazando, persiguiendo, expropiando y expoliando. Tenemos una historia que es testimonio de violencia y como decía Walter Benjamín: Todo documento de cultura es un documento de barbarie. Tomar conciencia de ese deslave, de esa violencia, de esa fundación sobre escombros es parte de nuestra tarea histórica.

El capitalismo y sus medios han ocultado esa violencia. Pretender colocar, por ejemplo, la violencia de las ciudades como algo aislado y propio de “sectores que no pueden asimilar los valores de la civilización”, es una aberración Y no obstante la consumimos en productos seudoperiodísticos, amarillistas, de “entretenimiento”, racistas, destructores de la dignidad humana. Nos toca ejercer una comunicación que visibilice nuestro pasado. Allí están los testimonios vivos en nuestras comunidades y barrios con sus luchas de resistencia y de empuje popular. El capitalismo y sus medios, al borrar nuestra historia, proceden además a suspender en una atmósfera mediática las imágenes representativas de la sociedad sólo que despojadas de historicidad.

Los medios industriales capitalistas nos entregan una imagen abstraída de la realidad con la cual fabrican lo que Benedict Anderson llamó la “comunidad imaginada”. Dejamos de tener una historia para compartir una creada por los medios. Éstos, de alguna manera prolongan la historia oficial que las élites burguesas editaron “con” los hechos de los siglos XIX y XX, cuando se definió el Estado-nación, la república, la modernidad, la democracia representativa.

A raíz de la llegada al poder del comandante Presidente Hugo Chávez Frías, los estamentos y estatutos de la Venezuela mediática comienzan a resquebrajarse (su misma victoria es un ejemplo de cómo el poder que ejercían los medios en la conciencia del venezolano podía ser derrotable; y ello es evidente en la virulencia de los ataques contra el proceso bolivariano. Nuestra Venezuela, la no mediática, tiene intereses irreconciliables con los medios y las clases detrás de los medios que falsificaron una Venezuela cuya imagen era el mundo de la bonanza petrolera y mujeres bellas. Tras el resquebrajamiento y derrumbe de esa farsa mediática aún el movimiento revolucionario no ha logrado contraponer un modelo de comunicación y de medios que sea alternativo. Hasta ahora hemos respondido con relativo éxito a los ataques de la furia mediática privada con los mismos instrumentos (medios y tecnología) redistribuidos con criterios no capitalistas.

Nuestra radio y televisión soberanas, que defienden el Estado-nación y sus recursos contra la avanzada neoliberal, por ejemplo, hacen frente a los medios

capitalistas privados y a las trasnsnacionales de medios vinculadas sustancial y estructuralmente entre sí y al mercado del capital, con sus mismas armas.

Se trata de la misma estructura, digamos, sólo que con contenidos y mensajes que responden a una ética del diálogo y la solidaridad, en lo que tiene de no refractaria a los “discursos” mediáticos. Por una vez, controversial y paradójicamente, los medios no son el mensaje.

Ahora bien, no es ese el único escenario alternativo, verdaderamente alternativo. La transición no es un estado definitivo, aunque ciertamente los procesos sociales son contingentes y necesitan redefiniciones al hilo (y al filo) de la historia. Mas, no debemos confundir lo in-definido de todo “proceso” (su des-fetichización) con “transición”. No podemos renunciar a la definitiva superación de las relaciones de producción capitalistas. Los medios, por su parte, operan de arriba hacia abajo, es decir, de la comunidad imaginada hacia las abstraídas poblaciones, hoy reducidas a “mercados de consumidores”.

El modelo comunicacional que necesitamos construir no puede abstraernos, al contrario, debe construirse de abajo hacia arriba, partir de nuestras necesidades, de nuestras economías, de nuestros multilingües y pluriculturales mundos. En nuestra comunicación han de caber todos los mundos posibles.

Necesitamos una comunicación que vincule nuestros proyectos de vida. Que nos relacione, que nos haga partícipes de nuestra colectiva emancipación. Que reconstituya nuestro tejido social. Esa comunicación será necesariamente local pero no así sus vínculos, sus relaciones, sus alcances. En las redes, todos los puntos cuentan, todos los nudos son importantes y decisivos. Todas las comunidades son experiencias para aprender y enseñar. La economía socialista requiere de la articulación de las economías locales y comunitarias, es decir, depende de economías territorializadas, de comunidades emancipadas, de sujetos históricos liberados de la explotación capitalista. La economía socialista no está articulada al mercado sino a la totalidad de la vida.

De modo que nuestros medios en vez de ocultar la realidad (como es el caso de los medios de alienación capitalista) precisan develarla, revelarla, hacerla visible, explícita, como trabajo, como proyecto, como camino colectivo hacia la liberación. Nuestra comunicación parte del bien común –no del bien privado ni de los intereses particulares- y retorna a su condición originaria: comunicación, comunidad: común unión.

Criterios a tomar en cuenta para aplicar el Programa de Proyecto III y el Programa de Proyecto IV en el PFG Comunicación Social de la Universidad Bolivariana de Venezuela.

A) Los encuentros educativos se realizan, tanto en el lugar elegido para la práctica del trabajo comunitario como en el espacio físico de la universidad –sede o aldea- y, por lo tanto, constituyen momentos de un mismo proceso; de allí que ese tiempo-horario de Proyecto debe quedar registrado en el horario de clase de estudiantes y docentes (educador(a)-educandos(as), tanto como el tiempo dedicado al estudio independiente, los seminarios, las conferencias, las mesas redondas y cualquier otro evento de carácter participativo educativo programado por el PFG Comunicación Social.

B) La unidad curricular básica integradora Proyecto es el espacio instituido, en la Universidad Bolivariana de Venezuela, para la construcción y fortalecimiento del poder popular a través de la educación emancipadora, por lo tanto, su reflexión y accionar transformador se convierten para educandos y educadores en una manera de vivir; por eso, el horario que se le asigna a Proyecto es sólo un elemento de planificación académica de la Institución. Educandos-educadores-comunidad se organizarán para hacer posible una multiplicidad de encuentros, además del indicado en el horario académico.

C) Los encuentros educativos en la comunidad están permeados por la participación de los enlaces comunitarios previamente establecidos y, por lo tanto, se hace necesario tomar en cuenta el tiempo productivo de las personas-enlace para programar y/o planificar encuentros conjuntos.

D) En el primer encuentro educativo docente-estudiantes (educador(a)-educandos(as), al inicio del tramo correspondiente, debe quedar precisado el alcance logrado por Proyecto I, Proyecto II y Proyecto III, en aspectos tales como etapas de realización de proyectos comunitarios (ubv-aldeas-comunidad); momento socioeconómico en que se encuentre el proyecto comunitario impulsado desde Proyecto I, Proyecto II y Proyecto III; momento en que se encuentre algún proyecto impulsado fundamentalmente por la propia comunidad; estado del desarrollo sociopolítico y económico de la comunidad donde se insertarán Proyecto III y luego Proyecto IV; y resultados prácticos finales obtenidos por los estudiantes en la comunidad. Por eso resulta indispensable la elaboración del Informe Final de Investigación, cada semestre y al final de cada Proyecto, por parte de educadores y educandos.

E) Para que la acción educativa emancipadora tenga resultados acordes con sus objetivos, deben organizarse grupos o equipos de investigación del PFG, integrados por el (la) docente de Proyecto I, II, III o IV –según el momento educativo particular- y los (las) correspondientes docentes de las unidades curriculares del respectivo tramo. Los objetivos específicos de estos equipos se detallan en el documento institucional Criterios generales para la ejecución de Proyecto en Comunicación Social. Conviene resaltar la necesidad de que las unidades curriculares tributarias en un tramo específico contengan un mínimo de dos objetivos de articulación con Proyecto.

F) Se utiliza la teoría del enfoque sistémico para designar elementos que componen partes del diseño curricular, de la siguiente manera: los (las) participantes, el horario, el espacio-tiempo, el programa, la unidad didáctica, el objetivo, los objetivos, el temario, el contenido, las estrategias, los recursos, el cronograma de actividades y la evaluación.

F.1. El espacio-tiempo. Proyecto III y Proyecto IV deben superar las limitaciones del espacio físico donde se plantean las actividades, tanto en la sede de la universidad, como en la sede de la aldea universitaria y en la propia parroquia, barrio o sector. Conseguir, conquistar, crear o formar espacios de reunión comunitaria para los propósitos de Proyecto I, II, III y IV constituyen de por sí logros de la inserción social. En cuanto al elemento tiempo, para efectos de la organización y planificación de los calendarios educativos en Venezuela bolivariana, se considera que un semestre comprende entre 14 (catorce) y 18 (dieciocho) semanas de actividades académicas. En tal sentido, la tendencia de la planificación académica a nivel de unidad curricular ha sido la de programar un (1) encuentro por semana, dejando libre al educando(a) para que complete su formación y desarrolle sus propias estrategias para alcanzar los objetivos planteados. Demás estaría decir que de esa forma es bastante difícil lograr el objetivo general de Proyecto. Las demás significaciones curriculares del elemento tiempo se encuentran en los ítems A) y B) del presente documento.

G).- La metodología de investigación en Proyecto III y Proyecto IV (así como en Proyecto I, y Proyecto II) tiene características plurimetodológicas para el acercamiento a la realidad desde distintas perspectivas y como estrategia para provocar la reflexión epistemológica; sin embargo, es necesario tener claridad en cuanto al paradigma de investigación (empírico, idealista o dialéctico) dentro del cual se ubicará el estudio de la realidad para no mezclar métodos que son conceptualmente antagónicos. Documentos ubevistas como el primero y segundo documentos rectores; aprendizaje por proyectos, y UBV XXI, entre otros, señalan bondades de la Investigación Acción Participativa.

PROGRAMA SINTÉTICO DE PROYECTO III-PFG COMUNICACIÓN SOCIAL

Discurso de los medios de difusión masiva y opinión pública (formación y organización de usuarios en los Consejos Comunales y otras organizaciones populares).

Descriptor: Esta área curricular está orientada a desarrollar en el (la) educando(a) capacidades avanzadas de/para investigación, con amplia capacidad de sistematización para la generación de contenidos teóricos a partir de la praxis y la reflexión; formulación de proyectos comunicacionales y desarrollo de los mismos, en concordancia con políticas locales, nacionales, regionales e internacionales del Estado venezolano bolivariano y los planes institucionales; y tomando en cuenta las nociones de integración, empoderamiento popular y contraloría social.

Según la malla curricular vigente (2009), para el programa diurno, en el quinto tramo tributan a Proyecto III las unidades curriculares Discurso Periodístico III; Publicidad y Propaganda; Comunicación, Información y Movimientos Sociales; primer nivel de Idioma y dos (2) optativas. Total: seis (6) unidades curriculares. Y en el sexto tramo, cuatro (4) unidades curriculares: Discurso Periodístico IV; Redes y Mercadeo; Ecología, Preservación del Ambiente y Energía, y una optativa. En el mapa curricular municipalizado (nocturno y fines de semana), Proyecto I y Proyecto II se desarrollan en tres (3) semestres cada uno

Objetivo General:

Al cierre de la Unidad Básica Integradora Proyecto III, los/las estudiantes/educandos/participantes del equipo de investigación comunitario estarán en capacidad de formular conjuntamente con el poder popular, y para el correspondiente desarrollo de los mismos, proyectos comunicacionales que pongan las tecnologías de la información al servicio del pueblo; valiéndose de estrategias promotoras de la información veraz y de la formación ideológica y cultural, en cualquier comunidad u organización social, para el desmontaje del discurso generado desde el complejo industrial-militar-cultural; contribuyendo de esta manera a la generación de contenidos teóricos desde la acción-reflexión-acción para la transformación social.

Como informe final de la Unidad Básica Integradora Proyecto III, los/las estudiantes elaborarán: A) Un informe que contenga el diseño y la planificación de las estrategias a utilizar para poner en funcionamiento el plan comunicacional comunitario (propuesta comunicacional, desarrollo, viabilidad, factibilidad y cronograma de trabajo). B) Un resumen de las actividades realizadas en la comunidad y la vinculación con las organizaciones comunales. C) Una síntesis de lo realizado en las fases correspondientes a Proyecto I y Proyecto II.

Temario de Proyecto III

1.- Nuevos enfoques de la comunicación y el periodismo a la luz de los conceptos de mundo hegemónico (globalización) y mundo anti-hegemónico (integración; identidad cultural; soberanía nacional; bloque geopolítico regional y mundo multipolar). La ética periodística. La ética del (la) comunicador(a) social. La educomunicación. El proyecto comunicacional comunitario transformador (momento I).

2.- Opinión pública: Conceptos. Matrices de opinión: ¿cómo se forman? El papel del periodismo y de la propaganda. El miedo. La mentira. La formación de convicciones en las personas y los medios de difusión masiva. Desmontaje de las matrices de opinión. Contrainformación. El proyecto comunicacional comunitario transformador (momento II).

3.- Guerra de cuarta generación. El proyecto comunicacional comunitario transformador (momento III).

4.- Plan comunicacional comunitario transformador. (Momento IV).

5.- Formulación del proyecto comunicacional comunitario transformador. (Momento V).

Unidades didácticas de Proyecto III

1.- Nuevos enfoques de la comunicación y el periodismo a la luz de los conceptos de mundo hegemónico (globalización) y mundo anti-hegemónico

(integración; identidad cultural; soberanía nacional; bloque geopolítico regional y mundo multipolar). La ética periodística. La ética del (la) comunicador(a) social. La educomunicación. El proyecto comunicacional comunitario transformador (momento I).

Estrategias y recursos didácticos de la Unidad didáctica 1.

Debate reflexivo de conceptos básicos con participación de educandos-educador(a)-personas de la comunidad. Proyección de videos. Cine foro. Mesa redonda. Coloquio. Lecturas: Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Proyecto Nacional “Simón Bolívar” (2007-2013); código de ética del periodista venezolano(a); autores que traten el tema de la globalización. Planteamiento ideal de construir y desarrollar un proyecto comunicacional comunitario transformador (lluvia de ideas). (Momento 1).

2. Opinión pública: Conceptos. Matrices de opinión: ¿cómo se forman? El papel del periodismo y de la propaganda. El miedo. La mentira. La formación de convicciones y los medios de difusión masiva. La formación de los valores humanos. Desmontaje de las matrices de opinión. Contrainformación. El proyecto comunicacional comunitario transformador (momento II).


Estrategias y recursos didácticos de la Unidad didáctica 2.

Debate reflexivo en profundidad de conceptos de opinión pública (historia, teoría); de las convicciones para la formación de la personalidad; de los valores para la vida colectiva. Identificar los elementos con los cuales se forman matrices de opinión y de qué manera se establecen los circuitos de difusión masiva de opinión. Reconocer cuáles son las técnicas para crear y difundir mentiras en la población y cómo acciona el sentimiento de miedo en el ser humano. Aprender el desmontaje de las matrices de opinión. Utilización de imágenes, recortes de periódicos, proyección de videos y películas, lecturas sobre los temas abordados, exposición viva por integrantes de diversas disciplinas que abordan el tema (psicología, psiquiatría, investigación de la comunicación social, filosofía, salud, arte, educación integral, periodismo, …). Planteamiento de construir y desarrollar un proyecto comunicacional comunitario transformador: detección de aspiraciones y necesidades sociales de la comunidad. (Momento II).

3. Guerra de cuarta generación. La guerra del pueblo. El proyecto comunicacional comunitario transformador (momento III).

Estrategias y recursos didácticos de la Unidad didáctica 3.

Debate reflexivo y en profundidad de lo que son las guerras y lo que significan para el establecimiento de ciertos órdenes sociopolíticos, económicos y culturales. Ejemplos concretos (la guerra de conquista del Nuevo Mundo por los europeos; las invasiones y la injerencia norteamericana en el mundo; guerras mundiales; guerra de los Balcanes; golpe de Estado en Venezuela el 11 de abril de 2002; el sabotaje y paro empresarial en Venezuela diciembre 2002-febrero 2003…) Debate sobre el concepto de guerra de cuarta generación y sus implicaciones para la Revolución Socialista Bolivariana. Exposición viva de integrantes de disciplinas militares, psicológicas, psiquiátricas, sociología, economía política, periodismo, educación integral, salud, arte. Proyección de videos, películas, exposición de fotografías, testimoniales. Planteamiento de construir y desarrollar un proyecto comunicacional comunitario transformador desde la raíz misma de la comunidad: desarrollar talleres de formación en técnicas impresas y audiovisuales –incluyendo mural, vallas, pintado de telas- para integrantes de la comunidad (momento IV).

4.- Plan comunicacional comunitario transformador. (Momento IV).

Estrategias y recursos didácticos de la Unidad didáctica 4.

Debate reflexivo y en profundidad de lo que significan los proyectos comunicacionales (comunitarios, transformadores, alternativos, mediáticos) y desde cuál perspectiva podrían articularse algunos de ellos con las expresiones de una nueva lógica socioproductiva socialista, de acuerdo con el Proyecto Nacional “Simón Bolívar”-Primer Plan Socialista de la Nación (2007-2013. Ver las coincidencias y las diferencias entre el proyecto comunitario presentado por la UBV y los proyectos propios de la comunidad; así como que ambos proyectos pueden llegar a coincidir. Que quede bien claro que el proyecto de la UBV es el de los estudiantes, finito en el tiempo, necesario para contribuir a su formación educativa; y en cambio la comunidad es permanente en el tiempo. Lo mejor que puede pasar es que la mayoría de los estudiantes y el (la) docente vivan en el sector donde se desarrollaría el proyecto de la UBV para que la inserción social sea más plena. Podrían plantearse la mesa redonda, coloquio, sancocho, asamblea….¿Qué es un plan comunicacional? Políticas de comunicación. Organización y formación ideológica. Tejido social. Sostenibilidad y sustentabilidad. Financiamiento. Órganos financieros. Importancia para la Revolución Socialista Bolivariana de los Consejos Comunales. Articulación de los Consejos Comunales con el plan comunicacional. Articulación de los Consejos Comunales en una red de información popular.

5. Formulación del proyecto comunicacional comunitario transformador. (Momento V).

Estrategias y recursos didácticos de la Unidad didáctica 5.

Debate reflexivo y en profundidad del proyecto comunicacional comunitario transformador, en sus diferentes fases: su vinculación directa con el Comité de Información y Comunicación del Consejo Comunal; la escucha de las necesidades de la comunidad; los planteamientos comunitarios en torno al hecho comunicacional; factibilidad y viabilidad del proyecto comunicacional comunitario transformador. Mesa redonda. Asamblea. Evento masivo. Exposiciones fotográficas. Fiesta. Sancocho. Escritura de experiencias. Informe final con planteamientos renovadores en cuanto a las experiencias vividas.

PROGRAMA SINTÉTICO DE PROYECTO IV-PFG COMUNICACIÓN SOCIAL

Creación y consolidación del poder mediático comunal y socialista (creación de nuevos medios populares, contraloría mediática, espacios para la participación/comunicación no mediática, producción nacional, vocerías, corresponsalías, agencias informativas).


Descriptor: En esta Unidad Curricular Básica Integradora, considerada como la cuarta fase de Proyecto, el/la participante (educando/integrante del equipo de investigación UBV-comunidad), consolida, tanto la propuesta comunicacional comunal y socialista planteada durante la investigación correspondiente, como los espacios comunicacionales comunitarios, desempeñándose, asimismo, como un(a) facilitador(a) de procesos y eventos de comunicación masiva en diversos espacios productivos.

La malla curricular vigente (2009) establece que para el séptimo tramo tributan a Proyecto IV, cinco (5) unidades curriculares: Investigación, Interpretación y Periodismo de Precisión, Cine Documental, Medios de Comunicación e Información Internacional, Idioma (segundo nivel) y una (1) optativa. Y para el octavo tramo, la tributación es de tres (3) unidades curriculares: Periodismo en Situación de Conflicto, Preventivo y de Frontera; Cine Experimental y una optativa. Los equipos de trabajo en el PFG Comunicación Social han planteado la necesidad y conveniencia para el fortalecimiento del conocimiento y la investigación en Comunicación, lo que naturalmente implica consolidar e impulsar nuevos(as) investigadores(as), la realización de una tesina por parte del estudiante/educando de Proyecto IV.-

Objetivo General:

El/la participante (educando/integrante del equipo de investigación UBV-comunidad) estará en la capacidad de consolidar, tanto los espacios comunicacionales comunitarios y socialistas como la propuesta comunicacional planteada durante la investigación, impulsando la transformación de la realidad venezolana y la promoción de la soberanía comunicacional, mediante su desempeño de profesional con conciencia social y comprometido(a) con las causas populares.

Como informe o trabajo final de Proyecto IV, los (las) estudiantes/educandos presentarán un producto (impreso, audiovisual) correspondiente a las fases y vivencias del proceso de sistematización, ejecución y evaluación de la propuesta o plan comunicacional comunitario que incluya la información sobre los lazos establecidos con las organizaciones comunales, el proyecto de medio o espacio comunicacional presentado a las instituciones gubernamentales para el financiamiento del caso; un registro en video o fotográfico de las visitas comunitarias realizadas durante todos los momentos de la Unidad Básica Integradora Proyecto IV y un resumen de los informes finales presentados en Proyecto I, Proyecto II y Proyecto III.

TEMARIO DE PROYECTO IV

1. Caracterización y reformulación de los diversos tipos de comunicación por el origen, la base económica que la sustenta y la intencionalidad de su ética y su estética (contenidos, formatos). (Ej.: comunal, alternativa, popular, comunitaria, mediática, no-mediática).

2. Estructura y funcionamiento del Consejo Comunal. El Comité de Información y Comunicación del Consejo Comunal. El(la) comunicador(a) popular en los movimientos sociales, políticos, económicos,culturales, militares.

3. Sistemas económicos socioproductivos enmarcados en el socialismo y el rol de la comunicación en dichos sistemas. El estudio de la diversidad cultural y el ejercicio de la comunicación.

4. Las redes populares de información locales, nacionales, regionales, internacionales. La relación con los organismos gubernamentales. El (la) corresponsal popular.

Unidades didácticas de Proyecto IV

1. Caracterización y reformulación de los diversos tipos de comunicación por el origen, la base económica que la sustenta y la intencionalidad de su ética y su estética (contenidos, formatos). (Ej.: comunal, alternativa, popular, comunitaria, mediática, no-mediática, educomunicación).


Estrategias y recursos didácticos de la Unidad didáctica 1-Proyecto IV- (Momento I).

Fortalecer conceptos sobre lo popular, alternativo y comunitario y relacionarlo con el concepto de comuna-comunal. Lecturas y debates reflexivos. Videos. Relato y registro de experiencias de participantes (educandos-educador-personas del sector).

2. Estructura y funcionamiento del Consejo Comunal. El Comité de Información y Comunicación del Consejo Comunal. El (la) comunicadora popular en los movimientos sociales (políticos, económicos, culturales, militares, deportivos, de salud, de género).

Estrategias y recursos didácticos de la Unidad didáctica 2-Proyecto IV-(Momento II).

Estudio reflexivo, conjuntamente con las personas de la comunidad, de la Ley de Consejos Comunales de Venezuela y su comparación con experiencias similares de otros países; en particular, lo referente al funcionamiento del Comité de Información y Comunicación del Consejo Comunal y la inserción laboral de los egresados de la UBV en dichos organismos del poder popular. Impulsar la creación de dichos Consejos Comunales donde sean necesarios. Hacer talleres de formación en áreas relacionadas con el funcionamiento del Consejo Comunal. Estudio y reflexión sobre el papel de los movimientos sociales en el empoderamiento popular. Estudio, reflexión y acciones para formar parte en el área comunicacional de los movimientos populares. Sistematización de las acciones realizadas en el desempeño comunicacional, tanto en el Consejo Comunal como en diversos movimientos populares a fin de ir delineando el perfil del (la) comunicador(a) popular. Lecturas reflexivas.

Estrategias y recursos didácticos de la Unidad didáctica 3-Proyecto IV-(Momento III).

3. Sistemas económicos socioproductivos enmarcados en el socialismo y el rol de la comunicación en dichos sistemas. El estudio de la diversidad cultural y el ejercicio de la comunicación.

Estudiar reflexivamente experiencias nacionales, regionales, internacionales (Venezuela, América Latina y el Caribe, otras regiones del mundo) acerca del ejercicio de la comunicación popular, alternativa, comunal, comunitaria, la educomunicación en sistemas económicos socioproductivos enmarcados en el socialismo y en instituciones educativas. Lecturas reflexivas. Organizar y realizar un encuentro para intercambiar saberes. Definir el ámbito de participación de dicho encuentro y su viabilidad y factibilidad.

Estrategias y recursos didácticos de la Unidad didáctica 4-Proyecto IV-(Momento IV).

4. Las redes populares socialistas de información locales, nacionales, regionales e internacionales. La relación con los organismos gubernamentales. El (la) corresponsal popular.

Estudiar reflexivamente la constitución de redes populares socialistas de información locales, nacionales, regionales e internacionales y sus relaciones con los organismos gubernamentales. Estudiar reflexivamente las características del (la) corresponsal popular y su vinculación e inserción en las redes populares de información. Proyección de videos. Intercambio con otros pueblos de variada diversidad cultural. Exposiciones fotográficas. Fiestas comunitarias. Lecturas reflexivas. Registros diversos.

Estrategias generales o transversales para Proyecto

Realización de un diagnóstico sensible. Hacer contacto permanente con los grupos religiosos, étnicos o de clara especificidad cultural presentes en la comunidad donde se inserte Proyecto. Reconstitución de la memoria histórica de la comunidad y su tejido social (tomar en cuenta las experiencias de Proyecto I, II y III, según corresponda): perfiles, historias de vida, registro de fechas significativas para la comunidad, hechos históricos, sucesos y eventos culturales, documentos históricos; cronistas, calendario festivo; registro fotográfico histórico; registro de: grupos organizados, funciones e instituciones; inventario de espacios culturales, deportivos, y de salud; enumeración de plazas, parques y monumentos; registro de artistas, grupos artísticos, artesanos, obras musicales, espectáculos culturales, deportivos, recreativos; registro culinario; registro de la oralidad, entre otras.

Cronograma de actividades de Proyecto

Antes de iniciar cada semestre, el cronograma de actividades de Proyecto debe ser elaborado por el equipo de investigación integrado por el (la) docente de Proyecto y los (las) docentes de las u.c. del respectivo tramo.

Evaluación

(Propuestas tomadas del libro Evaluación como ayuda al aprendizaje. Claves para la innovación educativa, de Margarita BALLESTER, Juan Miguel BATALLOSO, María Amparo CALATAYUD et al. Editorial Graó, Barcelona, España, primera edición, septiembre 2000 y con el respaldo de la Editorial Laboratorio Educativo, Caracas, Venezuela. pp.28-32).


Las distintas modalidades de evaluación se distinguen más por los objetivos que persiguen que por los instrumentos que utilizan para evaluar. El objeto de la evaluación sumativa o certificativa es establecer balances fiables de los resultados obtenidos al final de un proceso de aprendizaje. Su función social es la de asegurar que las características de los estudiantes respondan a las exigencias del sistema. Adquiere un aspecto formativo en el sentido de que calibra si el estudiante ha adquirido los comportamientos terminales previstos por el profesorado en el tipo de programa basado en medir conductas.

La evaluación formativa es un término introducido por M. Scriven en 1967, para referirse a los procedimientos utilizados por los profesores con la finalidad de adaptar su proceso didáctico a los progresos y necesidades de aprendizaje observados en sus estudiantes (regulación pedagógica), a partir de considerar que aprender es un largo proceso a través del cual, quien aprende, va reestructurando su conocimiento a partir de las actividades que lleva a cabo. Y puede ser motivado por las actividades que se le proponen.

Este tipo de evaluación pretende principalmente detectar cuáles son los puntos débiles del aprendizaje más que determinar cuáles son los resultados obtenidos con dicho aprendizaje. Quiere decir, se centra más en los procedimientos de las tareas y no en los resultados.

La evaluación debe ser formativa, quiere decir, dirigida a detectar cuáles son las debilidades en el proceso de aprendizaje del estudiante y cuáles son los éxitos, a fin de remarcar la aplicabilidad de estos últimos y estudiar la forma de superar los errores, en cuanto que éstos permiten diagnosticar el tipo de dificultades a las que se enfrenta el educando en tanto que son reveladores de la naturaleza de las representaciones o estrategias elaboradas por el mismo para realizar las tareas que se le proponen.

¿Es posible enseñar a aprender a aprender? Se preguntan las/los autores. Y se indican entre las aportaciones, las de diversas investigaciones, entre ellas las de evaluación formadora (Nunziati, 1990); autoevaluación, entendida como representación de las propias capacidades y formas de aprender (Allal, 1988; Paquay y cols., 1990). Entre los elementos esenciales en el proceso de autorregulación, están: la comunicación de los objetivos y la comprobación de la representación que de éstos hacen (los estudiantes); el dominio por parte de quien aprende de las operaciones de anticipación y planificación de la acción; la apropiación, por parte de los estudiantes, de los criterios e instrumentos de evaluación del profesorado.

Tenemos también las propuestas formuladas por el Consejo Nacional del PFG Comunicación Social (UBV), en Capacho, estado Táchira, sistematizadas en el documento Criterios generales para la ejecución de Proyecto en el PFG Comunicación Social y se resumen así:

EVALUACIÓN INTEGRAL DEL ESTUDIANTE DE PROYECTO

La evaluación por logros de los estudiantes que cursan Proyecto será colectiva e individual. Las categorías a evaluarse serán las siguientes:

1. Logros por desarrollo humano. 2.Logros por desarrollo como investigador(a). 3 Logros por desarrollo profesional comunicacional. 4. Logros por desarrollo político y ciudadano. 5. Logros por desarrollo comunitario en Proyecto.

Los principios que fundamentan este tipo de evaluación son: cuali-cuantitativa, continua, horizontal, cooperante, dialógica, contextualizada y sistematizada.


Maracaibo-Zulia- Semestre I-2009


PARA DESCARGAR

Pfgcs Programas Proyecto III y IV

1 comentario:

  1. Saludos cordiales.

    Les felicito por el blog, me ha sido de gran ayuda al iniciar la carrera Cso.; a parte de su gran contenido que además de educar e informar también entretiene. Sin embargo, motivado a que el Vídeo del Programa Dossier el cual esta montado en Livestream, se activa al momento de ingresar a la página, ralentiza el computador, por lo que sugiero, muy respetuosamente, que se busque corregir este problema.

    ResponderEliminar