jueves, 11 de febrero de 2010

De lo Comunitario y lo Alternativo en Comunicación



Por

Irvin Leal

(Estudiante del Primer Año de PFG Comunicación Social - Zulia)

Existe una afirmación en tomo a ciertos medios de nuestro país que debe ponerse en tela de juicio, es decir, cuando expresan que son medios de comunicación "libres, plurales, comunitarios y alternativos". Estos medios llamados más sencillamente comunitarios ciertamente constituyen una herramienta extraordinaria a disposición del pueblo y para la formación en algunos casos de una visión crítica de las cosas. Y mucha razón tienen al denominarse "libres" puesto que han roto con esa hegemonía y control mediático que los grupos poderosos mantuvieron durante años. El problema es que de alguna u otra manera estos medios aún conservan la estructura clásica de los mass media y en muchos casos los medios comunitarios no son más que sucursales en nuestros barrios de los grandes medios. No podemos entonces hablar de libertad, una verdadera libertad del pensamiento. _

Otro asunto relevante es la "pluralidad" de dichos medios. Si bien es importante que todo medio de comunicación deje bien en claro su postura ideológica, no debe hablarse de pluralidad sabiendo que existe un apoyo incondicional al Gobierno Nacional en muchos casos, que claro, está bastante fundamentado, ya que es este proceso revolucionario el que abre las puertas al desarrollo de experiencias comunicacionales en los comunitario. En todo caso estamos en la Batalla de las Ideas, en la Guerra de Cuarta Generación y la realidad es una sola: "estas con nosotros o estás en contra". Esta es la razón de ser del sistema de medios de la actualidad, aún cuándo sus programaciones no sean explícitas en torno a este asunto.

Pero quizás lo más grave es que algunos medios casi inocentemente mezclen los términos "comunitario" y "alternativo", lo que nos obliga a definir y dar un vistazo histórico a estos dos conceptos. ¿Qué son la Comunicación y los Medios Alternativos? ¿Qué son la Comunicación y los Medios Comunitarios? ¿Cómo ha sido su Desarrollo Histórico? ¿Qué sucede en la Actualidad en torno a estas categorías? y ¿Cuál es el concepto ideal al que deben plegarse los Medios de Comunicación en las Comunidades?

Los medios alternativos surgen alrededor de la década de los 80 como una protesta o respuesta al empuje que los medios privados y alienado s con el sistema capitalista mundial habían tenido durante años. La comunicación alternativa comprende una situación, que puede o no estar relacionada con los medios de difusión y que trata de combatir la hegemonía. Ésta es desarrollada por colectivos y grupos organizados en contra del pensamiento dominante, único, vertical, impuesto y como contraposición al desequilibrio comunicacional que producen las grandes corporaciones de la comunicación. Por lo general se usa el término "alternativo" para referirse a iniciativas orgánicas que buscan enfrentar el poder y control de los grandes medios sobre las masas, desmontando su discurso desde una visión crítica y descubriendo las estructuras de poder que han causado las desigualdades sociales, políticas y económicas que hoy conocemos.

La Comunicación Alternativa está fuertemente ligada a la necesidad del cambio y la transformación social, a la protesta de los sectores menos favorecidos. Es así como los primeros indicios de comunicación alternativa en América Latina los constituyen comunidades muy pobres o grupos de obreros, mineros o campesinos.

Por otro lado, hablar de lo comunitario responde a una tendencia de los Gobiernos que busca facilitar a las comunidades todas las herramientas para su desarrollo entre ellas, los medios de comunicación.

Aquí nos encontramos con otro problema, que lo comunitario debe pertenecer a una comunidad organizada y lo que ha venido pasando con los llamados medios comunitarios es que han caído en pocas manos, reproduciendo los modelos de medios privados pero a escala comunitaria, otorgando cuando mucho, un espacio a habitantes de una comunidad para que realicen una producción que solo busca llenar el tiempo del medio. Es decir la agenda, la forma organizativa, la editorial, la programación, nada es decidido por la comunidad, sino por la persona o grupo reducido de personas que aprovechándose de la ley decidieron utilizar una emisora de radio, por ejemplo, a escala comunitaria, como un medio para producir dinero a través de publicidad y no fue constituido, dicho medio, como una herramienta para el desarrollo integral de la comunidad.

Es un error bastante común entonces, llamar medios "comunitarios" a todos los medios en las comunidades. No todos lo son. Muchos dicen que no existen aún medios comunitarios, a pesar de haber experiencias positivas que se acercan bastante.

Lo cierto es que suelen designarse juntos, en cuanto a los medios, los términos "comunitario" y "alternativo" cuando en realidad a veces no cumplen con ninguno de los dos aspectos. No son manejados por la comunidad y su política editorial en muchos casos alimenta los ideales del capitalismo y no busca generar un cambio social ni exaltar las luchas de las clases sociales desfavorecidas, sino que reproduce el esquema de los medios capitalistas. Claro, hay que tomar el cuenta que el sistema de producción que aún domina es el capitalismo y mientras esto sea así, es difícil concebir medios que trabajen en función de otra cosa, pero el primer paso es dejar de ver a los medios como una fuente de ingresos. (Los medios deben ser una herramienta a disposición de las comunidades organizadas para su desarrollo.

Dentro del contexto venezolano las concepciones primarias que tiene la población sobre los medios es que son "comunitarios" cuando están dentro de las comunidades y trabajan por éstas y son "alternativos" cuando están en contra de la hegemonía mediática.

Una reflexión final que debemos hacer es que un medio puede ser comunitario, puede estar instalado en una comunidad y apoyarla en diversos aspectos, pero su estructura básica no necesariamente responde a lo alternativo, sino a lo clásico. Además, existen diversos medios alternativos que no son necesariamente comunitarios, que fueron pensados a mayor escala para combatir en gran medida el bombardeo de las agencias de noticia del imperio norteamericano. Así como también hay medios que aunque lo afirmen no son ni lo uno ni lo otro. Tiene que ver con el grado de reflexión de la personas, con entender que no se trata de cómo se llame el medio, sino de lo que haga y cómo lo haga. En cualquier caso la utopía sigue siendo la concepción de medios de comunicación que rompan con la dictadura mediática impuesta por el capital, medios avocados a la crítica práctica, es decir realmente alternativos, comunitarios y antisistémicos, autogestionarios, insurgentes y críticos, pues la intención es generar conciencias críticas y revolucionarias con miras a lograr la emancipación de lo trabajadores y pueblos del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada